ILO - International Labour Organization

08/14/2020 | Press release | Distributed by Public on 08/15/2020 13:42

La OIT crea empleo decente para facilitar las actividades de limpieza a raíz de la explosión en Beirut

BEIRUT (OIT Noticias). La Organización Internacional del Trabajo ha movilizado recursos para hacer frente en el plazo de tiempo más breve posible a los efectos de la explosión que devastó varias zonas de Beirut, la capital libanesa, el 4 de agosto.

Se han creado más de 100 empleos decentes a corto plazo para facilitar las labores de desescombro y limpieza en las calles de Beirut, destinados tanto a trabajadores libaneses como a refugiados sirios, en el marco del Programa de Infraestructura Intensivo en Empleo (PIIE) de la OIT, financiado por Alemania por medio del Banco Alemán de Desarrollo (KfW).

Alrededor de 60 trabajadores han comenzado su labor en las zonas más afectadas de la ciudad. Omar Saidoun, ciudadano libanés, es uno de ellos:

'El principal apoyo es el financiero; yo necesitaba particularmente este tipo de apoyo, puesto que antes no tenía trabajo. Por otro lado, la labor de equipo que llevamos a cabo es fundamental', afirma.

El equipo del PIIE colabora estrechamente con la Municipalidad de Beirut para garantizar que las zonas más afectadas por la explosión reciban apoyo. Coordina su labor con la de grupos de trabajo de varios organismos de las Naciones Unidas, dirigidos por la Oficina de Coordinación de Asuntos Humanitarios (OCAH) de las Naciones Unidas, a fin de aunar esfuerzos para lograr un Beirut más seguro y brindar apoyo a todas las personas afectadas por la explosión.

'Hemos reubicado trabajadores libaneses y sirios del Programa de Infraestructura Intensivo en Empleo de la OIT tras un período de varios días, con objeto de facilitar las actividades de respuesta que permitan satisfacer las necesidades a corto plazo en Beirut, y esperamos ampliar esos esfuerzos a lo largo de las siguientes semanas', señala Frank Hagemann, Director Regional Adjunto de la OIT para los Estados Árabes.

'Si bien la OIT no es un organismo humanitario, durante muchos años hemos llevado a cabo una labor relacionada con la resiliencia, que conjuga la prestación de ayuda en situaciones de emergencia con el desarrollo. Desde que estalló la guerra en la vecina Siria hemos trabajado con refugiados sirios y comunidades de acogida vulnerables, esfuerzos que proseguirán en el futuro', añadió el Sr. Hagemann.