Ministry of Health of the Republic of Peru

09/26/2021 | Press release | Distributed by Public on 09/26/2021 12:45

Minsa y Cruz Roja articulan esfuerzos y logran vacunar a 355 indígenas Shipibo – Conibo en Ucayali

El Ministerio de Salud (Minsa) sigue articulando esfuerzos con el Movimiento Internacional de la Cruz Roja para enfrentar la pandemia de la COVID-19, con un enfoque que busca garantizar el acceso a la vacunación de las poblaciones vulnerables y pertinencia cultural.

Como parte de este esfuerzo conjunto se logró vacunar a 355 personas de la etnia Shipibo - Conibo, pertenecientes a 15 comunidades de la cuenca del lago Imiría, en el distrito de Masisea, provincia de Coronel Portillo, en la región Ucayali.

El director ejecutivo de la Dirección de Pueblos Indígenas u Originarios del Minsa, Julio Mendigure, informó que la intervención incluye la sensibilización sobre la importancia de la vacunación para despejar inquietudes de la población indígena sobre la vacuna.

Explicó, además, que se impulsa una estrategia de comunicación que incluye la difusión de microprogramas radiales producidos en lenguas nativas, así como reuniones de diálogos interculturales y coordinaciones con líderes comunitarios.

"Todo ello previo a la vacunación, así como el apoyo logístico respectivo para extender la cadena de frío que permita llevar la vacuna a los lugares más alejados del territorio nacional", indicó Mendigure.

Actualmente, se lleva a cabo la estrategia de vacunación en las comunidades de Masisea, en coordinación con la Red Integral de Salud de Coronel Portillo de la Dirección Regional de Salud (Diresa) Ucayali, la Organización indígena ORAU y Cruz Roja Peruana. Esto, gracias a las dosis de la vacuna anticovid que envía el Minsa.

El sector Salud ha previsto seguir avanzando en el cierre de brechas entre primeras y segundas dosis, especialmente para proteger a las poblaciones más vulnerables.

Posteriormente, se inoculará la vacuna a los pobladores desde los 18 años de edad de 16 comunidades de la cuenca del Chambira, pertenecientes a la etnia Urarina, ubicadas en la región Loreto.

Asimismo, y como parte de este trabajo articulado, se vacunará a un total de 26 comunidades Aymara que tienen asiento en la zona altoandina, específicamente en el distrito de San Antonio de Putina, en la región Puno.

La articulación con diferentes instancias de gobierno regionales y organizaciones permite al Minsa sumar esfuerzos de corresponsabilidad para garantizar el acceso a la salud a los pueblos indígenas ante la pandemia de la COVID-19.