IMF - International Monetary Fund

11/20/2020 | Press release | Distributed by Public on 11/20/2020 17:18

El Directorio Ejecutivo del FMI aprueba US $185,32 millones en apoyo de emergencia a Nicaragua para abordar la pandemia del COVID-19

20 de noviembre de 2020

  • El Directorio Ejecutivo del FMI aprobó hoy la solicitud de Nicaragua de asistencia financiera de emergencia por US $ 185,32 millones para ayudar al país a atender las necesidades urgentes de balanza de pagos derivadas de la pandemia de COVID-19.
  • El financiamiento de emergencia se utilizará para cubrir los gastos sociales y relacionados con la salud que se necesitan con urgencia.
  • Las autoridades transferirán la mitad de los fondos de emergencia a la Oficina de Servicios para Proyectos de las Naciones Unidas (UNOPS) y al Programa Mundial de Alimentos (PMA) que ayudarán con la ejecución transparente del gasto requerido.

Washington, DC: El Directorio Ejecutivo del Fondo Monetario Internacional (FMI) aprobó hoy la solicitud de Nicaragua de asistencia financiera de emergencia por un monto total de aproximadamente US $ 185,32 millones para ayudar a Nicaragua a satisfacer las necesidades urgentes de balanza de pagos derivadas de la pandemia de COVID-19. Esta asistencia proviene de dos instrumentos: la Facilidad de Crédito Rápido (FCR) equivalente a DEG 43,33 millones (aproximadamente US $ 61,77 millones, o un 16,7 por ciento de la cuota), y el Instrumento de Financiamiento Rápido (IFR) equivalente a DEG 86,67 millones (aproximadamente US $ 123,55 millones o 33,3 por ciento de la cuota).

La pandemia se suma a una recesión de dos años en Nicaragua. Con ingresos considerablemente más bajos y una severa restricción en el financiamiento, la crisis del COVID-19 ha agregado tensión a un panorama macroeconómico debilitado. Para aliviar el impacto en los más vulnerables, las autoridades están aumentando el gasto público en salud y en asistencia social.

El financiamiento FCR/IFR ayudaría a abordar las necesidades urgentes de la balanza de pagos, proporcionaría recursos para fortalecer el sistema de salud y apoyar a la población más afectada por la pandemia, preservaría el espacio fiscal y catalizaría financiamiento concesional. Una vez que la crisis disminuya, las autoridades tienen la intención de implementar medidas fiscales para garantizar la sostenibilidad de la deuda y reformas estructurales para promover un crecimiento inclusivo.

Las autoridades han tomado acciones importantes para mejorar la transparencia fiscal, especialmente relacionadas con el gasto de COVID-19. El Ministerio de Finanzas ha comenzado a publicar los detalles de todos los gastos relacionados con el COVID-19 y de todos los contratos públicos en su sitio web. Los gastos relacionados al COVID-19 estarán sujetos a una auditoría externa independiente dentro de un año. El gobierno también ha solicitado la asistencia de la Oficina de Servicios para Proyectos de las Naciones Unidas (UNOPS) y el Programa Mundial de Alimentos (PMA) para la ejecución de los gastos de emergencia. Las autoridades se han comprometido a transferir la mitad de los fondos de emergencia recibidos del FMI a ambos organismos. La UNOPS ayudará con la ejecución del gasto en atención médica, mientras que el PMA implementará un programa de apoyo agrícola de emergencia para garantizar un suministro alimentario adecuado.

Tras la reunión del Directorio Ejecutivo sobre Nicaragua, Mitsuhiro Furusawa, Director Gerente Adjunto y Presidente interino, emitió la siguiente declaración:

'La pandemia de COVID-19 está exacerbando los desafíos económicos existentes, creando más necesidades fiscales y de balanza de pagos urgentes. El financiamiento de emergencia del FMI en el marco de la Facilidad de Crédito Rápido y el Instrumento de Financiamiento Rápido ayudará a atender las necesidades de la balanza de pagos así como para financiar un mayor gasto social y en salud. También catalizará más asistencia de otras instituciones multilaterales, fundamental para cerrar el déficit de financiamiento restante y aliviar la carga del ajuste.

'Es apropiado ampliar el déficit presupuestario este año para preservar la salud pública y contener el impacto económico de la pandemia. El compromiso continuo de mejorar la transparencia en el gasto público y garantizar el buen uso del financiamiento de emergencia sigue siendo importante. Las autoridades están comprometidas en salvaguardar la sostenibilidad de la deuda a mediano plazo y reconstruir las reservas una vez que los efectos de la pandemia disminuyan.

'Para facilitar la recuperación y contrarrestar los choques futuros, las autoridades planean mantener la postura acomodaticia de la política monetaria y salvaguardar la estabilidad del sistema financiero. Están comprometidos a realizar esfuerzos continuos para emprender reformas estructurales a mediano plazo, incluido el fortalecimiento de la gobernanza y la transparencia, y la lucha contra la corrupción.'

Departamento de Comunicaciones del FMI

RELACIONES CON LOS MEDIOS

OFICIAL DE PRENSA: Maria Candia

TELÉFONO:+1 202 623-7100CORREO ELECTRÓNICO: [email protected]