Ayuntamiento de Barakaldo

12/03/2019 | Press release | Distributed by Public on 12/03/2019 09:56

Barakaldo se suma a la red vasca antirrumores y se compromete en la defensa de las personas inmigrantes y la diversidad cultural

Aprobada en Comisión Informativa la propuesta del concejal de Empleo, Cohesión Social y Gestión de la Diversidad, Juan Antonio Pizarro, con motivo del Día Internacional de las Personas Migradas

La Comisión Informativa de Empleo, Cohesión Social y Gestión de la Diversidad ha aprobado hoy por unanimidad la propuesta del concejal del área, Juan Antonio Pizarro, para que el Ayuntamiento de Barakaldo se sume a la red vasca antirumores (ZAS). Se trata de un grupo de agentes sociales e institucionales que lleva a cabo una estrategia de transformación social desde la perspectiva de los derechos humanos, la interculturalidad y el antirracismo.

Esta iniciativa se ha incluido dentro de una Declaración Institucional con motivo del Día Internacional de las Personas Migradas, que se conmemora el próximo 18 de diciembre. 'Miles de mujeres, hombres y niños y niñas huyen del hambre o la guerra todos los días rumbo a otro país, jugándose incluso la vida al intentar atravesar el mar en embarcaciones indecentes', ha recordado Pizarro.

En la red vasca antirumores (ZAS) están representadas principales instituciones de Euskadi, como las tres diputaciones forales, el Gobierno Vasco o los ayuntamientos de Bilbao, San Sebastián, Vitoria-Gasteiz, Getxo, Portugalete o Zarautz, entre otros.

En la red se impulsan tralleres e formación antirrumores, talleres temáticos específicos de teatro y audiovisuales, y materiales didácticos y de sensibilización o literarios, entre otras acciones. El objetivo es ir abarcando las diversas áreas de la sociedad y así trabajar de una manera integral.

Juan Antonio Pizarro ha evidenciado que 'la propagación de rumores infundados, estereotipos negativos y prejuicios sobre las personas inmigrantes y la diversidad cultural alimenta el discurso del odio y la intolerancia'. Asimismo, a la larga constituye 'un perfecto caldo de cultivo para la desigualdad, la fragmentación social y la discriminación'.