Ministry of Interior of Spain

06/20/2019 | Press release | Distributed by Public on 06/20/2019 09:57

El Ministerio del Interior refuerza la formación de más de 2.300 agentes de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad en materia de violencia de género

La Secretaría de Estado de Seguridad, dependiente del Ministerio del Interior, ha reforzado la formación en materia de violencia de género de aproximadamente 2.350 policías nacionales, guardias civiles, y agentes de la Policía local adscritos en unidades dedicadas a prevenir y combatir la violencia contra la mujer.

Con estos cursos el Ministerio del Interior quiere que todos los agentes que están destinados en la denominadas unidades de 'primera línea', en las que los agentes suelen tener el primer contacto con la víctima cuando esta acude a denunciar, cuenten con todos los recursos humanos y materiales que sean necesarios para garantizar el máximo rigor y eficacia en los procesos de valoración del riesgo y en la protección a las víctimas.

Durante esta semana, los especialistas del Servicio Central de Violencia de Género de la Secretaría de Estado de Seguridad han impartido estas jornadas informativas a 240 agentes de los diferentes Cuerpos en Murcia y La Rioja. Las sesiones han estado centradas en dar a conocer el nuevo Protocolo de valoración policial de riesgo y las nuevas versiones de los formularios de valoración. También han abordado la puesta en marcha de buenas prácticas a la hora de recepcionar una denuncia y recopilar toda la información de interés en cada caso.

Desde diciembre de 2018, el Ministerio del Interior ha celebrado estas jornadas en Madrid, Aragón, Baleares, Comunidad Valenciana, Andalucía, Murcia y La Rioja. Está previsto que en los próximos meses se celebren en otras regiones de España.
Más prevención

El nuevo Protocolo de valoración policial de riesgo actualizado por la Secretaría de Estado de Seguridad en marzo de 2018 ha sido diseñado para que las FCSE puedan anticiparse e incluso identificar a aquellos casos de violencia de género susceptibles de evolucionar en violencia grave o muy grave, así como para los casos de menores que pudieran encontrarse en situación de especial vulnerabilidad. Además, también contempla la investigación y la valoración policial de riesgo en supuestos casos de violencia de género conocidos por Policía y Guardia Civil pero carentes de denuncia expresa, así como de otras formas de violencia de género llevadas a cabo total o parcialmente a través de las nuevas tecnologías.