WHO - World Health Organization

07/02/2020 | News release | Archived content

La comunidad científica mundial estudia conjuntamente los progresos en I+D, las nuevas prioridades de investigación y las lagunas críticas sobre la COVID-19

La Organización Mundial de la Salud celebró una cumbre virtual durante dos medios días, los días 1 y 2 de julio, para hacer un balance de la evolución de los conocimientos científicos sobre la COVID-19 y examinar los progresos realizados hasta la fecha en la elaboración de instrumentos de salud eficaces para mejorar la respuesta mundial a la pandemia.

En el acto se reunieron investigadores, fabricantes y patrocinadores de todo el mundo, que intercambiaron abiertamente enfoques y datos brutos, en una muestra de solidaridad de la comunidad científica mundial. Los principales institutos de investigación que realizan ensayos compartieron sus datos con miras a acelerar los descubrimientos científicos y la aplicación de soluciones.

El grupo examinó los datos más recientes del ensayo Solidaridad de la OMS y de otros ensayos concluidos y en curso sobre posibles tratamientos -hidroxicloroquina, lopinavir/ritonavir, remdesivir y dexametasona- y convino en la necesidad de realizar más ensayos para probar antivíricos, inmunomoduladores y antitrombóticos, así como las asociaciones de varios fármacos, en las diferentes etapas de la enfermedad.

En la reunión se analizaron 15 diseños de ensayos de vacunas de diferentes fabricantes, así como los criterios para llevar a cabo ensayos fiables que permitan evaluar la seguridad y la eficacia de las vacunas candidatas. Los participantes debatieron el uso de un diseño de ensayo global, internacional y adaptable, con un comité común de vigilancia de datos y seguridad y con criterios claros que se deban cumplir para superar las diversas etapas de los ensayos.

El grupo señaló que la mayoría de los proyectos de investigación financiados internacionalmente han favorecido a los países de ingresos altos y que en los países de ingresos bajos y medianos se han financiado muy pocos, lo que pone de manifiesto la importancia del Acelerador del acceso a las herramientas contra la COVID-19 para agilizar el desarrollo y la distribución equitativa de estas.

Cada vez hay más pruebas de la transmisión de los seres humanos a los animales, en concreto a los felinos (incluidos los tigres), los perros y los visones.

En la Cumbre, en que participaron más de 1000 investigadores y científicos de todo el mundo, se trataron los siguientes temas:

  1. el virus: evolución natural, transmisión y diagnóstico;
  2. la investigación animal y medioambiental sobre el origen del virus y las medidas de gestión en la interfaz entre el ser humano y los animales;
  3. los estudios epidemiológicos;
  4. las características y la atención clínicas;
  5. la lucha antiinfecciosa, incluida la protección de los trabajadores de la salud;
  6. la I+D de los tratamientos candidatos;
  7. la I+D de las vacunas candidatas;
  8. las consideraciones éticas para la investigación; y
  9. la integración de las ciencias sociales en la respuesta al brote.

Antecedentes

Desde el inicio del brote de COVID-19, la OMS ha reunido a científicos y profesionales de la salud de todo el mundo para comprender cuanto antes el nuevo coronavirus y agilizar la investigación y el desarrollo con miras a encontrar soluciones a la pandemia.

La OMS ha estado recopilando en una base de datos los descubrimientos y conocimientos científicos internacionales más recientes en varias lenguas y está llevando a cabo el ensayo internacional Solidaridad sobre tratamientos contra esta enfermedad.

Más de 100 países de las 6 regiones de la OMS se han sumado o han expresado su interés en sumarse al ensayo, en el que, a 1 de julio de 2020, se habían incorporado cerca de 5500 pacientes de 39 países. La OMS está prestando apoyo a estos países en relación con:

  • la autorización por las autoridades sanitarias y los Comités de ética del protocolo básico de la OMS;
  • la selección de los hospitales participantes;
  • la capacitación de los médicos de los hospitales en el sistema de datos y aleatorización en línea;
  • el envío de los fármacos del ensayo a los países participantes que los soliciten.