UNHCR - Office of the United Nations High Commissioner for Refugees

09/27/2022 | Press release | Distributed by Public on 09/27/2022 08:50

Casi 6.000 refugiados congoleños regresan a sus hogares desde Zambia con el apoyo de ACNUR

27 de septiembre de 2022 | English

Mamie sostiene un documento que ayudará a su hijo a matricularse en la escuela primaria, que recibió en el Centro de Tránsito de Pweto, en la provincia de Haut Katanga, República Democrática del Congo. © ACNUR/Aline Irakarama

ACNUR, la Agencia de la ONU para los Refugiados, junto con los gobiernos de Zambia y de la República Democrática del Congo (RDC), ha ayudado a casi 6.000 refugiados congoleños a volver a sus hogares desde diciembre de 2021.

Los refugiados huyeron de los enfrentamientos políticos e interétnicos en la región sureste de la RDC en 2017 y encontraron seguridad en Zambia.

Han manifestado su emoción y alegría por volver a sus hogares y están deseando reunirse con su familia y amigos y empezar de nuevo sus vidas.

Los refugiados han recibido documentos de repatriación voluntaria y permisos de inmigración acelerados, se les han realizado exámenes de salud, y se les ha proporcionado seguridad, alimentos y agua antes de regresar. Los niños representan casi el 60% de los refugiados.

Los niños nacidos en Zambia han recibido certificados de nacimiento como prueba de su identidad. El Ministerio de Educación ha expedido documentos de traslado para los escolares, lo que les permitirá continuar su educación en la RDC.

Las personas con necesidades especiales están recibiendo apoyo por parte de cuidadores del Ministerio de Desarrollo Comunitario y Servicios Sociales de Zambia para garantizar que viajen en condiciones de seguridad y dignidad.

La repatriación voluntaria de personas refugiadas desde el asentamiento de Mantapala, en la provincia de Luapula, hacia Pweto, en la provincia de Haut-Katanga (RDC), comenzó en diciembre de 2021. Los refugiados han sido trasladados en convoyes semanales de autobuses de aproximadamente 600 personas hasta el puesto fronterizo de Lunkinda. Mientras que algunas partes del país siguen siendo muy inseguras, otras regiones como Haut-Katanga se han mantenido estables, lo que ha permitido los retornos.

Más de 11.000 refugiados congoleños se han registrado para volver a la RDC antes de finales de 2022 tras declararse una mejora en la seguridad en algunas zonas de la provincia de Haut-Katanga.

En un centro de tránsito de ACNUR en Pweto (RDC), donde las personas que retornan se alojan durante dos días, las autoridades congoleñas expiden la documentación, incluidos los certificados de nacimiento de los recién nacidos y los certificados escolares, para que puedan integrarse rápidamente y acceder a los servicios. El socio sanitario de ACNUR también realiza reconocimientos médicos, y los casos con necesidades especiales reciben tratamiento básico.

Las personas retornadas también reciben una ayuda monetaria en efectivo para ayudar a asumir los gastos básicos a su llegada a casa. Esto cubre el transporte hasta su destino, artículos de higiene y del hogar, y una ayuda inicial para el alquiler. Según el tamaño de la familia, también se les proporciona un mes de suministro de legumbres, harina de maíz, aceite y sal.

Además, se proporciona asistencia adicional para la reintegración, como ayuda para que los niños se matriculen en la escuela.

ACNUR seguirá abogando ante el Gobierno de la RDC y las autoridades tradicionales, que son socios fundamentales en su reintegración, por la matriculación de los niños en las escuelas, la seguridad, el acceso al empleo y la expedición de documentación civil clave.

La repatriación voluntaria de los refugiados congoleños se realiza sobre la base del acuerdo tripartito firmado en 2006 por ACNUR y los gobiernos de Zambia y la República Democrática del Congo.

Más de 18.000 congoleños han vivido en el asentamiento de Mantapala, donde adquirieron competencias y habilidades en áreas como agricultura, carpintería y artesanía.

Según un ejercicio de verificación realizado en todo el país, Zambia acoge a 95.677 refugiados, solicitantes de asilo y ex refugiados. Entre todas estas personas, 60.236 proceden de la RDC. Casi un millón de refugiados congoleños siguen acogidos en los países vecinos.

Millones de refugiados sueñan con volver a casa en condiciones de seguridad y dignidad. La repatriación voluntaria requiere de un compromiso total por parte del país de origen para ayudar a su propia población a reintegrarse y el apoyo sostenido de la comunidad internacional.

Las necesidades financieras de ACNUR para Zambia este año son de 24,4 millones de dólares y de 225,4 millones para la RDC. Sin embargo, a fecha de 20 de septiembre, las operaciones sólo se han financiado en un 23% y un 35%, respectivamente.

Para más información sobre este tema, contactar con:

Compartir en FacebookCompartir en Twitter